Huelga por el clima

Huelga por el clima. Podemos evitar un «greenwashing» mundial?

Nos apuntamos a la Huelga por el Clima. Esto está claro. Y nos encanta la fuerza brutal de Greta, de las niñas y de los niños que viernes tras viernes se encuentran y nos interpelan, a nosotras, la generación precedente. Porque sí, algunas de nosotras somos «ecolós» como dirían los franceses, pero nuestras micro-acciones no han sido suficientes. Les estamos dejando un planeta de mierda. Así que nos unimos a su grito de guerra, a ver si las hacemos más fuertes.

Pero … nos preguntamos si toda esta energía no acabará, como a menudo hemos visto, en una apropiación del discurso por parte de los poderes, ya sean las administraciones o las grandes empresas. Los poderes que con su comunicación han pervertido conceptos como «ecológico», «ético» y «sostenible» entre otros. Poderes políticos que prometen inversiones millonarias en sectores verdes; poderes económicos que se hinchan a hacer oenegés y acciones supuestamente ecológicas ante las cámaras pero sin poner en cuestión su propia producción, culpable real del consumo compulsivo y de rebote del cambio climático y otros desastres como la plastificación de los océanos y nuestros cuerpos.

Este verano, la polémica con el anuncio de Damm fue un hit dentro de los ambientes progres-ecológicos pero si os gustan las emociones más fuertes mirad la comunicación de Fontvella «Soy espacio natural protegido» con imágenes de botellas individuales de plástico – que nos transforman nuestros cuerpos en espacios «protegidos» – mientras llenan de plástico el planeta; aghhhh. Y si seguís investigando veréis que su ONG hace muchas cosas por el planeta, reaghhh. Y así podríamos hacer un repaso a la mayoría de mensajes de márqueting de las grandes marcas. Por cierto, sabíais que sólo 100 multinacionales son las responsables del efecto invernadero? Pues sí.

Volviendo a los y las políticas, las tenemos (tienen, las jóvenes del Fridays for Future) ¡muy asustados! Todos (masculino adrede) quieren mover ficha y ser los adalides de la lucha contra el cambio climático: es el caso de la Merkel, que, en reacción a las movilizaciones y por el miedo a los Verdes que se le están acercando promete un cambio de rumbo y subir impuestos para los actividades «malas» y promocionar las «buenas». Pero ya dicen los del partido del Verdes, que nanai, que estas medidas no son suficientes, que hay un giro más draconiano. Pero de momento la Merkel ya ha quedado como que está escuchando al pueblo. Aquí, en Cataluña, también la Generalitat también hace ver que «hace cosas» contra el cambio climático pero Fridays for Future ya les ha pillado: siguen apostando por ampliar infraestructuras contaminantes como autopistas y aeropuertos todo limpiándose la cara con emergencias y leyes climáticas vacías e insuficientes.


En fin … Huelga por el clima: ¡nos apuntamos! y salimos a la calle el viernes pero para gritar contra el capitalismo, no para acabar reciclando más y comernos los mensajes «greens». No dejemos que se apropien. Digamos l»éthique n’est pas chic».

Share your thoughts

Aquest web utilitza galetes pròpies i de tercers (Google Analytics) per mesurar i gestionar visites a la web, també per oferir una millor experiència i servei. Si continueu la navegació considerem que accepteu la seva utilització. Podeu canviar la configuració i trobar més informació sobre les normes de galetes al enllaç política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Apúntate a nuestra newsletter